cata horizontal y cata vertical de vinos

Por si alguna vez en una cata has oído hablar de cata horizontal o de cata vertical y no sabías en qué consistían, desde Bodegas Veganzones queremos contarte en qué consisten y cuáles son sus diferencias y cuándo se llevan a cabo.

Hay que destacar, que estas catas horizontales o verticales, pueden ser realizadas por profesionales del vino, ya que con ellas se llega a  determinar ciertas características del vino en cuanto a la calidad, el control en la producción y su salida al mercado, su evolución..., también pueden ser realizadas por los aficionados al vino para disfrutar y comparar diferentes vinos entre bodegas o entre añadas de la misma bodega.

La cata horizontal

La cata horizontal se realiza probando vinos de la misma cosecha y de la misma denominación de origen. De esta manera comparamos las distintas elaboraciones de los vinos catados y la calidad de la uva empleada.

Estas catas se llevan a cabo por los consejos reguladores de las denominaciones de origen para tener un control de calidad sobre las bodegas de la región y sus vinos producidos. También se lleva a cabo por  las bodegas para controlar su producción realizando catas de cada cuba de fermentación, para obtener el vino deseado.

A nivel aficionado, podemos realizar catas horizontales con vinos de la misma añada y misma denominación de origen para probar vinos de diferentes bodegas, o vinos de la misma añada pero de diferentes denominaciones de origen.

La cata vertical

En este caso los vinos que se catan son los mismos pero de diferentes cosechas o añadas, es decir, vinos de una misma región o incluso de la misma bodega pero probando y comparando las cosechas de diferentes añadas, por ejemplo del 2003, 2004 y 2005.

El objetivo de estas catas es comprobar tanto la calidad de conservación, como la capacidad de evolución de los vinos. Estas catas se suelen complementar con controles químicos y de laboratorio. Suelen ser catas muy rigurosas, técnicas y llevadas a cabo por bodegas, consejos reguladores o grupos de investigación.

A nivel usuario, en una cata vertical podemos apreciar cómo han ido cambiando las características organolépticas del vino, su color, aroma, sabor, comprobar si lo hemos mantenido en buenas condiciones en nuestra bodega, y si realmente ha merecido la pena guardar esos vinos durante esos años vista su evolución.

Fuente: Bodegas Veganzones 31 de Agosto de 2018

Esta web usa cookies propias y de terceros para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, leyendo nuestra política de cookies.

Pulsando el botón "aceptar" muestro mi conformidad con la política de cookies.

Aceptar