contra el tornillo de la vid

Según una investigación contra el “Tornillo de la Vid” realizada por la Universidad de León, en la lucha contra esta plaga habría soluciones biológicas, siendo un hongo el que tendría la clave.

 

El ‘tornillo de la vid’ es una de las plagas más dañinas para los viñedos de la península ibérica. El causante de los problemas sería el insecto 'Xylotrechus arvicola', que tiene aspecto de avispa. Hay que destacar que este insecto si bien es inofensivo para el ser humano, es un serio problema para las viñas.

Ante la reducción del uso de fitosanitarios impuesta por Europa, que obliga a retirar del mercado un gran número de productos fitosanitarios de acuerdo con las normas europeas de políticas medioambientales y salud humana. Por eso, los científicos estudian la aplicación de agentes de control biológico, como los hongos.

El grupo universitario de investigación en Ingeniería y Agricultura Sostenible (GUIIAS) de la Universidad de León, está realizando estudios sobre la biología de este insecto, buscando otros nuevos métodos para combatirlo, que estarían basados en la lucha con hongos.

Las larvas de los insectos viven en el interior de las cepas, excavando galerías en la madera durante uno o dos años. De esta manera se favorece la propagación de distintas enfermedades de la madera de vid hacia el interior de la planta, como por ejemplo, la yesca.

Las cepas afectadas por X. arvicola tienen sarmientos poco productivos, brazos y troncos frágiles que se rompen con facilidad y que pueden llegar a provocar la muerte de la planta. Los síntomas externos de esta plaga en el viñedo son las galerías producidas por las larvas, que se observan al realizar los cortes de poda, y los orificios producidos en la madera para la salida de los insectos adultos, que son circulares y de unos cinco milímetros de diámetro.

Este insecto ataca a las principales regiones productoras de vino desde finales de los años 90. Es una plaga en progresión, ya que cada año se produce un aumento en el número de viñedos y cepas afectadas.

El grupo de investigación comenzó estudiando los aspectos biológicos de la plaga para conocer si las diferentes condiciones ambientales durante el desarrollo larval y la etapa adulta del insecto podrían afectar a la fecundidad, la viabilidad y el número de puestas de huevos puestos por las hembras después del emparejamiento.

Para ello capturaron hembras silvestres en viñedos de las denominaciones de origen Toro y Ribera del Duero y criaron otras en el laboratorio a partir de larvas.

Con los datos obtenidos se tiene un conocimiento más exacto del número de puestas de huevos y de su viabilidad, desde el periodo de emergencia de los insectos del interior de la madera, para así poder realizar un tratamiento con materias activas de bajo impacto para el medio ambiente o mediante agentes de control biológico que incluyan el control de adultos, huevos y larvas.

Los investigadores del GUIIAS llevan más de una década trabajando con hongos del género Trichoderma. Se caracterizan por estar presentes en la mayoría de los suelos de cultivo, ser de rápido crecimiento y proteger a la planta frente al ataque de plagas y enfermedades.

Podría ser una solución efectiva para el 'tornillo de la vid', ya que este tipo de hongos han sido aislados e identificados en viñedos que previamente han sido atacados por X. arvícola. Se han obtenido buenos resultados en el laboratorio y se espera realizar un control biológico de este insecto en el viñedo. Por eso, los próximos objetivos de este grupo de investigación pasan por trasladar estas investigaciones al campo.

Fuente: SINC 28 de Febrero de 2018

Esta web usa cookies propias y de terceros para mejorar y optimizar la experiencia del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, leyendo nuestra política de cookies.

Pulsando el botón "aceptar" muestro mi conformidad con la política de cookies.

Aceptar